Eso es justo lo que necesitaba

amar lo que es

Adoro el trabajo de Byron Katie desde que lo descubrí hace ya varios años. No encuentro herramienta mejor para cuestionar nuestras creencias y suposiciones. Suelo recomendar su trabajo y su libro Amar lo que Es. Casi me atrevería a decir que es una lectura “obligada” si lo que quieres es ser feliz. Y su último libro, Necesito que me quieran, ¿es eso verdad? centrado en nuestras expectativas en las relaciones es todavía mejor. En esta web podéis ver alguno de sus vídeos en español: http://www.thework.com/espanol/

Se que lo simple, lo sencillo no tiene muy buena prensa. A nuestra mente le encanta la complicación, el razonamiento, la lógica. Pero siempre he intuido que tenía que haber una forma más sencilla de moverse por la vida, un camino más fácil. La verdad es simple y este texto que comparto hoy con vosotros me ayudó a soltar mucho lastre y caminar por la vida más ligera de equipaje. Deseo que tenga el mismo efecto en vosotros… ❤

Lo que necesito es lo que tengo

Es fácil ser absorbido totalmente por lo que crees que necesitas de una relación: “Necesito que estés sentado donde pueda verte. Necesito que me digas lo que estás pensando. Necesito que me digas la verdad. Que no me dejes nunca. que confíes en mí. Que me creas. Que seas puntual. Que mantengas tus promesas. Que sonrías. Que me des la mano en público. Que seas más extrovertido. Que me escuches. Que estés disponible. Que me ayudes. Que te cases conmigo. Que estés a mi lado. Que duermas conmigo. Que me des tu dinero. Que me cuides. Que estés de acuerdo conmigo. Que veas que no tienes razón. Que sepas cuándo quiero estar solo. Que sepas lo que necesito sin tener que decírtelo. Que seas menos sensible. Que seas más sensible. Que dejes de ser amigable con la gente que no me cae bien. Que seas más amable con mis amigos. Que cambies la música. Que me ames.”

Ahora tus necesidades ya son familiares. Y sabes cuál es el efecto en tu vida cuando crees que tienes derecho a que sean satisfechas y no ocurre así. El resultado es una búsqueda imposible llena de separación, frustración y resentimiento.

Hay una ruta directa para entender tus necesidades. La ruta directa es simplemente algo que pones en práctica. Cuando estés listo puede suponer un gran alivio, como cuando llegas a casa después de un viaje muy largo. Y, si no estás preparado para ello, sé muy amable contigo mismo. Sé sincero respecto a lo que piensas que necesitas. Cuando una necesidad se convierte en dolorosa, usa la indagación (http://www.thework.com/espanol/) para cuestionarla, y si aún parece cierta, pídela: “Necesito que te acuerdes de mi cumpleaños y me llames. Por favor, escríbelo en tu agenda“. Eso es vivir tu integridad en ese momento.

El camino directo es dejar que la realidad sea la guía de tus necesidades. “Lo que necesito es lo que tengo”. Esto no es algo que haya que creerse. Es la forma que toman las cosas ahora, lo creas o no. ¿Qué aspecto tienen?

¿Cómo sabes cuándo no necesitas a los demás? Porque en esos momentos  no están en tu vida. ¿Cómo sabes cuándo los necesitas? Porque están en tu vida. No puedes controlar las idas y venidas de la gente que te importa. Lo que puedes hacer es tener una buena vida, vengan o se vayan. Puedes invitarlos y ellos pueden venir o no. Y sea cual fuere el resultado, eso es lo que tú necesitas. La realidad es la prueba.

¿Cómo sabes que no tienes que levantarte? Porque estás sentado. La vida se convierte en algo mucho más sencillo de esta manera. ¿Cómo sabes cuándo tienes que hacer algo? Porque lo haces. Pensar que tienes que hacer algo cuando no lo estás haciendo es mentira (adiós “ego” ;)). Te hace estar en una posición incómoda, llena de vergüenza, culpa y frustración. Estás tumbado en la cama, te atascas con el pensamiento “tengo que levantarme“, y no lo haces. La verdad es que no tienes que levantarte. No necesitas hacerlo hasta que lo hagas.

¿Intentas motivarte con el pensamiento de que necesitas hacer algo y acabas no haciendo nada? Eso sería un descubrimiento interesante. “Tengo que hacerlo“, es sólo un pensamiento. Prueba el efecto de la versión invertida: “No tengo que hacerlo“, y date cuenta de que la única ves que necesitas hacer algo es cuando lo haces. Es un experimento maravilloso. Empieza con algo pequeño: simplemente quédate tumbado en la cama, sin molestarte a ti mismo, hasta que te des cuenta de que te levantas.

¿Piensas que tienes que tomar una decisión? No tienes que hacerlo, no hasta que se tome. Después, puede que te des cuenta de que tú no tomaste realmente la decisión: se tomó a sí  misma, justo a tiempo, en el momento en que tenías la información necesaria. ¿Cómo sabes que tenías toda la información necesaria? Porque la decisión se tomó.

El camino directo te hace que necesites y quieras lo que está ocurriendo delante de ti. Y lo que ocurre delante de ti sigue expandiéndose hasta que lleno se convierte en una palabra demasiado pequeña.

Soy un amante de lo que es, no porque sea una persona espiritual, sino porque me duele cuando discuto con la realidad. Ningún pensamiento en el mundo puede cambiar eso. Lo que es, es. Todo lo que necesito ya está aquí ahora. ¿Cómo sé que no necesito lo que pienso que necesito? Porque no lo tengo. Así, todo lo que necesito me es provisto siempre.

Texto extraído del libro de Byron Katie, “Necesito que me quieran, ¿es eso verdad?

Fuente: Vivir en la Luz

Hoy terminamos con una de esas iniciativas que corren por la red como la pólvora y que a mí particularmente me emocionan. Este vídeo del proyecto “Miradas” muestra lo que pasa cuando se les pide a diez parejas de extraños que se miren a los ojos. ‘Miradas’ invita a probar qué puedes sentir o qué puedes encontrar si te fijas un poco más en el que tienes a tu lado. Sugiere que, a veces, es suficiente con prestar más atención para descubrir lo que uno busca y para que así sea aconseja que “solo hay que mirar”. Un vídeo que me despierta mucha ternura. 🙂

Este vídeo me recuerda a otra iniciativa “First Kiss” (Primer Beso) en el que se les pidió a veinte extraños que se diesen un beso. Aunque detrás de este vídeo estaba una firma de ropa eso no le resta encanto.

¿Qué os ha parecido la entrada de hoy? ¿Conocíais el trabajo de Byron Katie? ¿Sois partidarios de este tipo de iniciativas? ¿Os emocionan como a mí?

¡Sed felices! 🙂 ❤

firma3

laurels+flowers_0008_Vector Smart Object

***Recordaros que hacemos sesiones de liberación emocional, de liberación del cuerpo-dolor. Puedes ver las diferentes modalidades en el apartado de “SESIONES” de esta página. También podrás beneficiarte de las “Promociones” que están ahora mismo disponibles tanto para adultos como para niños y adolescentes.

***Recordaros que en el apartado “AMOR” de esta página compartimos diferentes herramientas (libros, enfoques, prácticas, meditaciones, vídeos,…) para ayudarnos a recordar el sistema de pensamiento del amor 

***Recordaros también que en el apartado “MILAGROS” la idea es acompañar en ese proceso del miedo al amor a través de cursos on-line y alguna otra plataforma que nos ayude a introducirnos en la metafíca (conceptos) y sobretodo la práctica de Un Curso de Milagros, y a facilitarnos el camino.

Anuncios

2 comentarios en “Eso es justo lo que necesitaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s