¿De los asuntos de quién estoy ocupándome?

amar las preguntas 1

Soy un amante de lo que es, no porque sea una persona espiritual, sino porque me duele cuando discuto con la realidad. Ningún pensamiento en el mundo puede cambiar eso. Lo que es, es. Todo lo que necesito ya está aquí ahora. ¿Cómo se que no necesito lo que pienso que necesito? Porque no lo tengo. Así, todo lo que necesito me es provisto siempre. Byron Katie

Es confuso y doloroso intentar ocuparte de los asuntos de otro. Esto es especialmente cierto cuando la persona en cuyos asuntos te has metido es alguien a quien amas. A menudo no te das cuenta de que lo estás haciendo. Pero cada vez que intentas adivinar lo que otra persona está pensando o sintiendo, cada vez que crees que sabes lo que es bueno o malo para ellos, te has salido de tus propios asuntos y te has medito en los de otros.

Por ejemplo, tu pareja parece molesta y crees que te está evitando. Ella corta la conversación bruscamente. Cuando le preguntas qué ocurre, dice que no quiere hablar de ello y que necesita pasar más tiempo sola. Ocuparte mentalmente de sus asuntos significa preocuparte sobre lo que ella está pensando. ¿Puedes saber lo que ella piensa o siente? No. ¿Y cómo reaccionas cuando crees que puedes? Te formas teorías sobre ello: está enfadada conmigo, no me ama realmente, estoy haciendo algo mal.

¿Cómo te tratas, asustándote con esos pensamientos sobre ella? Detienes tu vida. Si ella está allí viviendo su vida, y tú también estás viviendo mentalmente su vida, no queda nadie que esté aquí para ti. Te desatiendes a ti mismo y dejas a un lado las actividades que disfrutas. Te haces sentirte separado y solitario, y crees que ella es la causa.

Y si crees cualquiera de tus teorías sobre ella, puede que actúes fácilmente en base a eso. Puede que le pidas una explicación. Ella ha dicho claramente que quiere estar sola, pero verificar tu teoría es más importante. ¿Por qué crees eso? Has estado sufriendo, y estás lo suficientemente confundido como para creer que ella es la causante de tu sufrimiento, así que sientes que mereces una explicación por su parte. Ahora estás literal y físicamente ocupandote de sus asuntos. Ella se enfada por tu intrusión y se niega a hablar contigo. En tu mente esto sólo confirma tus sospechas. Esta es la cámara de tortura de una vida vivida en los asuntos de otro. Y una vez que te das cuenta de esto -en tu relación con ella y con otras personas-puedes descubrir que pasas ahí la mayor parte de tu tiempo.

¿Qué significa mantenerte en tus propios asuntos? En esta circunstancia, te preguntarías como estarías sin el pensamiento de que puedes o necesitas saber lo que ella está pensando (indagación, base del trabajo de Byron Katie, ver su libro “Amar lo que Es”). Eso te permitiría ser dueño de tu propia vida y dejar que ella guíe la suya. Y te permitiría saber en qué consiste tu propia vida, puede que por primera vez.

Uno de los actos más amorosos que puedes hacer por ti mismo es preguntarte: “ahora mismo, en este momento, ¿a quien conciernen los asuntos de los que me estoy preocupando?”. Por ejemplo, “¿a quien concierne lo que le preocupa a ella?” La respuesta es, obviamente “a ella”. “¿A quien concierne lo que yo siento y si me siento amado?” Obviamente, “a mí”.

No hay forma más afectuosa de estar con alguien que mantenerse mentalmente al margen de sus asuntos. Lo que él debería hacer, lo que él debería sentir, a quien debería amar, cómo debería considerarte, todo eso son asuntos de él, no tuyos. Cuando entiendes esto, y alguien te dice de forma silenciosa o en voz alta “ocúpate de tus asuntos” o “déjame en paz”, puedes escucharlo como un buen consejo, con amor.

¿Realmente quieres entrar en la habitación interior en la que se forman los sentimientos de otro? ¿Quieres controlar su mente, sumergirte, e insertar los pensamientos y sentimientos que tú quieres que tenga? ¿Es eso posible? Cuando temes lo que tu pareja piensa sobre ti, ha llegado el momento de ir a tu propia habitación interior y revisar tu propio pensamiento.

Aunque tú y tu pareja estéis cerca físicamente, seguís viviendo en mundos distintos, y hay una gran belleza en ello, la belleza de la persona desconocida anque familiar con la que estás. Cuando dejas de creer tus teorías sobre tu pareja, regresas a la realidad de tu propia vida. Te mantienes en un lugar sólido desde donde puedes apreciarla profundamente, sin el menor impulso de entrar en la habitación privada en la que se forman sus sentimientos. Logras ver quién es ella realmente. Consigues amarla con todo tu corazón sin esperar nada a cambio. Cuando dejas de entrometerte y de intentar manipularla o controlarla, te encuentras con alguien que es más fascinante de lo que pudieses haber imaginado.

Para la personalidad el amor no es más que estar de acuerdo. Si estoy de acuerdo contigo, me quieres. Y en el momento en que no estoy de acuerdo contigo, en el momento en el que cuestiono alguna de tus creencias sagradas, me convierto en tu enemigo; te divorcias de mí en tu mente. Entonces empiezas a buscar todas las razones por las que llevas razón, y te mantienes centrado fuera de ti. Cuando estás centrado en el exterior y crees que tu problema está causado por otra persona, en vez de por tu apego a la historia que estás creyendo en ese momento, entonces tú eres tu propia víctima, y la situación parece no tener solución.

Byron Katie, “Necesito que me quieran, ¿es eso verdad?” (libro que os recomiendo así como su primer libro “Amar lo que Es”, una sencilla herramientas para cuestionar tu pensamiento y acercarte a la paz interior).

Os dejo con esta canción que a mí particularmente me emociona y no me canso de escuchar.

firma3

laurels+flowers_0008_Vector Smart Object

***Recordaros que hacemos sesiones de liberación emocional, de liberación del cuerpo-dolor. Puedes ver las diferentes modalidades en el apartado de “SESIONES” de esta página. También podrás beneficiarte de las “Promociones” que están ahora mismo disponibles tanto para adultos como para niños y adolescentes.

***Recordaros que en el apartado “AMOR” de esta página compartimos diferentes herramientas (libros, enfoques, prácticas, meditaciones, vídeos,…) para ayudarnos a recordar el sistema de pensamiento del amor 

***Recordaros también que en el apartado “MILAGROS” la idea es acompañar en ese proceso del miedo al amor a través de cursos on-line y alguna otra plataforma que nos ayude a introducirnos en la metafíca (conceptos) y sobretodo la práctica de Un Curso de Milagros, y a facilitarnos el camino.

Anuncios

2 comentarios en “¿De los asuntos de quién estoy ocupándome?

  1. CARLOS ALBERTO dijo:

    EXCELENTE ARTICULO,CUANDO LOGRMOS COMPROMETERNOS EN ENTENDER QUE ESE ESPACIO PERSONAL NO SIGNIFICA EGOISMO SINO RESPETO POR EL OTRO,ESTAREMOS FELICES CON NOSOTROS Y DEJAREMOS SER FELIZ A LA PERSONA O PERSONAS QUE AMAMOS.

    • Iciar Piera dijo:

      Gracias Carlos, lo impotante y a lo que apunta este artículo es a la necesidad de cuestionar nuestros propios pensamientos. Uno de ellos es por supuesto el del espacio personal al que hace referencia este ejemplo. Responsabilizarnos de nuestros propios asuntos que siempre guardan relación con lo que estamos pensando y sintiendo en este momento. Gracias por tu comentario. Un saludo, Iciar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s