Enfócate en la solución

Ha pasado un montón de tiempo desde que publiqué por última vez en este blog.

El mundo desde entonces parece haber enloquecido, pero lo cierto es que como el Curso nos ayuda a recordar, el “problema” sigue siendo el mismo, y la “solución” también.

Y tanto uno como el otro descansa en tu mente.

No hay problemas en el mundo.

El único problema es un problema de percepción.

Es nuestra percepción de nosotros mismos y del mundo lo que está equivocado, y lo único que precisa de correción.

En tu mente hay dos sistemas de pensamiento mutuamente excluyentes.

El sistema de pensamiento de los “problemas”, y el sistema de pensamiento de la “solución”.

Los problemas aparentan ser muchos, y parece que cuando uno desaparece ya está el siguiente asomando la patita por debajo de la puerta.

Pero más allá de la forma que los diferentes problemas del mundo adopten el contenido de todos ellos es el mismo, miedo.

El miedo en sí mismo no es un problema, ¿cómo podría algo ilusorio serlo?

Pero nuestra creencia en él hace que sea real para nosotros.

Nuestra inversión en las ilusiones, en el mundo, hace que para nosotros el miedo sea muy real, y una respuesta que parece estar justificada.

Si echas un vistazo a como está el mundo tener miedo parece algo que no depende de nosotros.

Pero el mundo es simplemente el reflejo de nuestro estado mental.

La representación externa de una condición interna.

Creemos erróneamente que el miedo nos protege.

Pero no es así.

El miedo solo nos mantiene “enajenados” de nuestra Fuente, en el olvido de nuestra verdadera identidad, soñando un mundo de separación, ataque, enfermedad y muerte.

La lección 48 del Curso dice:

NO HAY NADA QUE TEMER.

Dice en dicha lección que esto “es un hecho“, y luego aclara: “no es un hecho para los que creen en ilusiones, más las ilusiones no son hechos“.

Las ilusiones no son hechos.

El miedo no es un hecho.

La enfermedad no es un hecho.

El ataque no es un hecho.

El mundo tal como lo percibimos no es un hecho.

Es una interpretación.

Es una elección.

Luego dice en la lección que el hecho de que no haya nada que temer “es muy fácil de reconocer“, salvo “para los que quieren que las ilusiones sean verdad“, para esos es “muy difícil de reconocerlo”.

Cuando queremos que las ilusiones sean la verdad nos resulta muy difícil aceptar que no haya nada que temer.

Cada vez que experimento miedo es porque estoy creyendo un pensamiento que no es verdad.

Estoy creyendo ese pensamiento porque deseo que las ilusiones sean la verdad.

Deseo las ilusiones, no la verdad.

Deseo que “sí haya algo que temer”, no que “no haya nada que temer”.

Al haberme identificado con una ilusión, ahora las ilusiones son mi realidad.

El cuerpo es una ilusión,  no es nuestra verdadera identidad.

Es un sustituto muy pobre para el Ser que Dios creo a semejanza de Si Mismo.

Ese Ser no conoce el miedo.

Si me identifico con un cuerpo es indudable que tendré miedo porque el cuerpo es algo vulnerable.

La mente que sirve al cuerpo también lo es.

Esa es la mente que cree en los problemas.

Pero en nuestra mente hay luz.

Hay un espacio en tu mente donde SOLO HAY LUZ.

Donde SOLO HAY AMOR.

Donde SOLO HAY ALEGRÍA.

Un espacio en tu mente donde EL MIEDO NO EXISTE.

Y ese espacio está disponible para ti en todo momento.

Ese espacio en tu mente es perfecta felicidad.

Es dicha.

Es una sonrisa eterna.

No importa lo que parezca acontecer en el mundo, lo que parezca sucederle al cuerpo, ese espacio en tu mente está disponible para ti EN ESTE MISMO INSTANTE.

Solo tienes que tomarte una pausa y recordar:

HAY LUZ EN MI MENTE.

Estas últimas semanas ha habido un pensamiento que ha venido a mi mente una y otra vez.

Dice así:

Busca un lugar dentro de ti donde haya alegría, y esa alegría borrará el dolor.

Ese lugar dentro de ti, de tu mente, donde hay alegría, es tu mente recta.

Es el canal del Cielo que está emitiendo sin descanso.

No tiene horario porque está fuera del tiempo y del espacio.

No depende de ellos.

Es eterno y por lo tanto siempre está presente.

AHORA.

y AHORA.

y AHORA también. 🙂

Pero es un canal que tienes que sintonizar.

Es un canal en el que tienes que enfocarte.

Hoy al levantarme y entrar en facebook me encontré con este recordatorio:

404660_248716978531834_1638653745_n

Si te enfocas en la solución, en el amor, todo lo demás se difumina.

Si te enfocas en la luz en tu mente, en el lugar dentro de ti donde hay alegría, esa alegría borrará el dolor porque ambos no pueden coexistir.

Esa alegría, que es tu verdadera identidad, hace que todo lo demás vaya perdiendo enfoque.

Puedes leer algunas de las palabras que aparecen en la imagen.

El odio desaparecerá.

El abuso desaparecerá.

La injusticia, la pobreza, desaparecerán.

Desaparecerán de tu mente, y el mundo es una proyección de tus propios pensamientos.

Sin pensamientos de odio no podrás percibir odio.

Sin pensamientos de enfermedad no podrás percibir enfermedad.

Porque si te enfocas en el amor, no puedes enfocarte en el miedo.

Si te enfocas en la alegría, no puedes enfocarte en el dolor.

Si te enfocas en la luz, no puedes enfocarte en la oscuridad.

Haz un experimento extiende tus manos delante de tus ojos y enfócate en la mano derecha. Pon tu atención en esa mano. Verás que si te enfocas en la mano derecha no lo puedes hacer en la izquierda. Puede que sigas viendo la mano izquierda, pero si te mantienes fijo en tu mano derecha llegará un momento que la mano izquiera desaparece de tu campo de visión.

Desaparece.

La percepción precisa de un enfoque.

Si te enfocas en la solución, no puedes enfocarte en el problema.

Pero si te sigues enfocando en el problema, la solución quedará velada para ti.

La solución seguirá ahí, pero no serás consciente de ella AHORA.

La solución seguirá esperando a que la aceptes.

Nuestro única función como obradores de milagros es aceptar la solución.

Es despejar los obstáculos a la presencia del amor.

Identificar donde nos estamos identificando con el miedo, con el problema, y deliberadamente volver a enfocarnos en la solución.

Si no experimentas amor, o si no eres feliz no es porque haya algo erróneo en ti, no es porque no lo merezcas, es simplemente porque no te estás enfocando en la solución y si dando vueltas en torno al problema.

Dice Mooji:

No necesitas nada paras ser feliz, pero si necesitas algo para estar triste.

Necesitas una historia.

Necesitas un problema.

Mientras te sigues enfocando en esa historia, la luz en tu mente sigue brillando, sigue alumbrando, pero la estás bloqueando.

El dolor que experimentas se debe única y exclusivamente a que estás bloqueando tu luz.

Esa luz está esperando a que te unas a ella.

Y puede ser AHORA.

No necesitas esperar a que nada sea diferente.

Sólo tienes que cambiar de canal.

Enfocarte en la solución.

Una forma de enfocarte en la solución es recordar a lo largo del día la lección 48 que dice:

NO HAY NADA QUE TEMER.

Recordar que:

HAY LUZ EN MI MENTE.

Repetir la idea tan a menudo como puedas con los ojos abiertos en cualquier momento o situación, o preferiblemente cerrarlos por un minuto mientras lentamente traes a tu mente este pensamiento.

NO HAY NADA QUE TEMER.

Si observas algún pensamiento de miedo, de preocupación, de ansiedad, de enfado, de tristeza, de cualquier cosa que no sea suprema felicidad, puedes detenerte por un instante y salir al encuentro de ese pensamiento ilusorio con el pensamiento de lección de hoy:

NO HAY NADA QUE TEMER.

Porque cuando experimentas miedo, o preocupación, o ansiedad, te has olvidado de la solución, el amor, la luz en tu mente, y te has enfocado en el problema de nuevo.

Pero puesto que tanto el problema como la solución están en tu mente (no tienen nada que ver con el mundo sino con la historia que te estás contando acerca de lo que parece estar sucediendo en el mundo) puedes enfocarte en la solución de nuevo en este mismo instante, y permitir que la calma, la paz, la alegría, borren todo rastro de dolor y miedo.

No importa lo que esté presente en el mundo, en tu cuerpo, en tus relaciones en este mismo instante:

HAY LUZ EN TU MENTE.

Y tienes la capacidad de enfocarte en esa luz.

Tienes el poder de sintonizar ese canal porque no hay nada que te lo impida.

No hay nada que te sujete, o que te mantenga prisionero.

Sólo depende de cuanto desees la solución.

Dice el Curso:

¿QUE ES LO QUE QUIERES VER?

¿DE QUÉ PRESENCIA (AMOR O MIEDO) TE QUIERES CONVENCER?

Porque tenemos que elegir.

Es nuestra decisión.

Nadie puede tomarla por nosotros.

Tenemos el poder cuando el miedo hace acto de presencia de decirleque NO.

Podemos decirle que NO al ego.

Tenemos ese poder.

El ego depende de nosotros para poder existir.

El ego no es un ente autónomo, sin nuestra inversión en él, y en su sistema de pensamiento de miedo, no puede sostenerse.

Es una carcasa vacía.

Como el globo que precisa de tu aliento para hincharse, si dejas de soplar se desvanece.

Si dejas de apoyarlo, de justificarlo, de identificarte con él se difumina.

Es una sombra y en presencia de la luz no puede mantenerse.

Dice la lección 48: “La presencia del miedo es señal inequívoca de que estás confiando en tu propia fortaleza“.

Hay una sección del Curso donde se nos recuerda:

¿Quién trataría de volar con las minúsculas alas de un gorrión, cuando se le ha dado el formidable poder de un águila?

Nosotros tratamos de volar con las diminutas alas de un gorrión cuando confiamos en el miedo.

Pero se nos ha dado el formidable poder de un águila porque:

HAY LUZ EN TU MENTE.

Al practicar con el pensamiento de la lección de hoy te estás enfocando en la solución, en la luz en tu mente, y esa luz tiene el formidable poder de un águila porque es el recuerdo de Dios y de Su fortaleza.

En ese momento Su fortaleza habrá ocupado el lugar de tu debilidad.

Y cuando estés dispuesto a hacer esto, ciertamente no habrá nada que temer.

Mil gracias por recorrer este Camino de los Milagros junto conmigo.

Es el momento de recordar esa LUZ.

QUE SOMOS LA LUZ DEL MUNDO.

Que el miedo no está justificado.

QUE NO HAY NADA QUE TEMER.

Este próximo jueves 4 de junio abrimos un nuevo grupo del TALLER DE LOS MILAGROS, si quieres aprender a cómo enfocarte en la solución te animo a que te unas a nosotros en esta travesía del miedo al amor.

Que la quietud del Cielo envuelva hoy tu corazón.

Feliz día. ❤

firma3

PRÓXIMAS FECHAS TALLERES ON-LINE (A DISTANCIA) A TRAVÉS DE LA ESCUELA DE LOS MILAGROS:

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS. UNA TRAVESÍA DEL MIEDO AL AMOR. (INSCRIPCIONES ABIERTAS. EL TALLER EMPIEZA EL PRIMER JUEVES DE CADA MES)

(haz click en la imagen para ir a la información)

pexels-photo1

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LAS RELACIONES. APRENDER A AMAR Y SER AMADO. (INSCRIPCIONES ABIERTAS. EL TALLER EMPIEZA EL SEGUNDO JUEVES DE CADA MES)

(haz click en la imagen para ir a la información)

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LA VERDADERA ABUNDANCIA. DE LA MENTE MILLONARIA A LA MENTE MILAGROSA. (PRÓXIMAMENTE)

(haz click en la imagen para ir a la información)

image-3

¿ME AYUDAS A MANTENER ESTE ESPACIO?

Si algo de lo que has leído te ha ayudado, y/o inspirado, y sientes contribuir a que este espacio siga existiendo puedes hacer un donativo en este enlace. Gracias por adelantado, tu generosidad sirve para que pueda seguir escribiendo y compartiendo de forma gratuita. ❤

€5,00

5 comentarios en “Enfócate en la solución

  1. estel dijo:

    Gracias, Iciar, por regresar al blog y seguir compartiendo contenido con nosotros. Esta lección me es difícil de entender intelectualmente, aunque en mi alma sí que capto su verdad. Para quien sufre, “eso” es real, y es muy difícil comprender estos términos. Para quien vive una enfermedad, la enfermedad y el sufrimiento es real. El dolor se siente en el cuerpo y nos recuerda que, sí, es una ilusión, pero duele… La práctica espiritual nos ayuda a enfocarnos en la solución, cierto. Pero en el momento en que se sufre, se vive según lo aprendido. No sé si me explico… Necesitas tiempo para ir integrando esta elección, de manera que puedas desconectarte del sufrimiento. Yo estoy apenas en las primeras fases de ese camino, siguo sintiendo el dolor y sigo viendo problemas, aunque cada vez con menos frecuencia si lo comparo con cinco años atrás.

    • Iciar Piera dijo:

      Hola Imma, que alegría leerte. Si, es cierto lo que dices, por eso se precisa de entrenamiento, de práctica. Es un proceso, pero la cantidad de ayuda que tenemos a medida que vamos avanzando es INMENSA. Un besote 😘

  2. Pingback: Recuerda mi Amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .