Carta de Einstein a su hija

albert einstein

La semana pasada os invitaba a utilizar la fotografía que acompañaba el artículo que compartía para ver que pensamientos y emociones surgían al observarla. No se si alguien hizo el ejercicio, pero yo si lo hice. Cuando me siento a compartir en este espacio suelo tener una idea de que es lo que quiero compartir, pero luego las cosas van surgiendo de manera fluida, y no casual. Al pensar en una fotografía para acompañar al texto se ve vino a la cabeza la serie de la que hablo, y al escoger una foto de entre todas, esta fue la que más me llamó la atención. Y esta foto tenía un “regalo” para mí. 🙂

Todo en la vida es una invitación, todo puede ser utilizado para sanar aquello que todavía no hemos sanado, para sacar a la superficie lo que mantenemos oculto en el subconsciente. Para alejarnos de nuestra historia que nos dicta como debemos comportarnos y quienes somos y para volver a la conciencia del amor, nuestra verdadera naturaleza. Todo nos está llamando a “regresar a Casa”, o más concretamente a darnos cuenta de que nunca la abandonamos.

¿Cual es el propósito de la vida en la tierra desde el punto de vista del alma?

Te lo puedo decir en 4 palabras: Tu alma está buscando experimentar lo que sabe. ❤

Tu alma sabe que nunca dejaste a Dios y está tratando de experimentar eso. La vida es un proceso por el que el alma transforma Saber en Experiencia y, cuando lo que has sabido y experimentado se vuelve una realidad sentida, ese proceso está completo. Resulta que “Casa” es un lugar llamado “Completud”. Es la Conciencia Completa de Quien Eres

Realmente a través del Saber Completo y de la Experiencia Completa y del Sentimiento Completo de eso. Es el final de la Separación entre Tu y la Divinidad. Esta separación es una ilusión, y tu alma lo sabe. La Completud puede definirse, por lo tanto, como el momento en el que termina la Separación, el momento de tu re-unificación con la Divinidad. En el momento de la re-unificación lo que ocurre es que simplemente recuerdas Quien Eres Realmente, y experimentas eso. Entonces, en cierto sentido es un “regresar a Dios”, pero solo en sentido figurado. En un sentido estrictamente literal es un volver a tu conciencia del hecho de que nunca te fuiste; que tú y Dios son Uno.

~Neale Donald Walsh, En Casa con Dios ❤

Saber algo no es suficiente. No estamos aquí para atesorar conocimiento, ya sabemos demasiadas cosas. Estamos llenos de conceptos que luego cuando la vida nos enfrenta a una determinada situación saltan por los aires y nos sentimos desanimados, vulnerables y reaccionamos con ira o con ataque olvidando aquellos conceptos vacíos como que “somos amor”, o “somos luz”, o “todo está bien”. ¡Un carajo, no todo está bien cuando me encuentro postrada en la cama con dolor! 😉

No podemos sentir que somos inocentes mientras sigamos creyendo en la culpabilidad, o en que podemos ser víctimas, o que alguien puede serlo. No podemos dividir entre buenos y malos y creer en el amor. No podemos mantener objetivos conflictivos como el amor y al mismo tiempo creer en el miedo. En algún momento tendremos que decantarnos por uno. Y tendremos que sentir…todo ese dolor, esa rabia, esa tristeza, esa ansiedad que no son más que el resultado de un sistema de pensamiento que se mantiene escondido en las profundidades de nuestro inconsciente.

Cuando hice el trabajo con la fotografía del niño lo que salió me dejó bastante alucinada. En el fondo de todo lo que percibía, de las emociones que salieron a la superficie, estaba la creencia en que “no estoy a salvo“. Algo malo puede suceder, a mi o a los que quiero. Y me di cuenta que ese niño asustado, había estado ahí durante mucho tiempo. Ese miedo irracional a todo me había acompañado durante buena parte de mi vida, haciendo que me tuviese que proteger de la vida. Un teléfono que sonaba, una llamada, un goteo, o un pensamiento y mi miedo salía a la superficie anunciándome que en el fondo nunca había estado a salvo, y que nunca lo estaría. Podía reconocer ese pensamiento actuando una y otra vez en mi vida. Podía ver el miedo, la ansiedad asociada. Y en ese instante pude sentirlo y soltarlo. Pude verlo y todo gracias a una fotografía y a una invitación que decidí aceptar. 😉

En otra entrada os contaré cuales son los niveles de la mente y como hice, los pasos o las preguntas que hice, para llegar a ese pensamiento, aunque en el fondo es simplemente tu disposición a que se te muestre lo que está ahí. Tu disposición a sanar.

Toda la vida es una invitación a recordar, toda situación puede ser utilizada con el propósito de sanar nuestra mente si así lo elegimos. Y sino, no pasa nada, ¡la lección se repetirá hasta que la aprendamos! Así que, ¿por qué no aprenderla en este instante?

Hoy el texto que quería compartir con vosotros es una carta que vi en internet donde “supuestamente” Einstein le envía una carta a su hija. Espero que os guste. Y si os apetece, podéis hacer el ejercicio del otro día con esta carta: ¿Qué pensamientos vienen a mi mente cuando la leo? ¿Que sentimientos despierta en mí? No hay nada correcto o incorrecto. Lo que experimentes es el resultado de aquello que has elegido ver, y si no te sientes bien con lo que has elegido, puedes elegir de nuevo. Una forma muy sencilla es recordar que la paz es una opción que siempre está disponible así que puedes decir: “Podría ver paz en lugar de esto (de lo que estés experimentando, tristeza, ira, enfado, apatía, etc.)”. Con esta frase estarás manifestando que tu intención es la paz por encima de todo. ¡Incluso de tu deseo de tener razón! 😉

A finales de los años 80, Lieserl, la hija del célebre genio, donó 1.400 cartas escritas por Einstein a la Universidad Hebrea, con la orden de no hacer público su contenido hasta dos décadas después de su muerte.

Esta es una de ellas…

a Lieserl Einstein.

“Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los prejuicios del mundo.

Te pido aun así, que las custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación. Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el AMOR. Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas. El Amor es Luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El Amor es Dios, y Dios es Amor. Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo. Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta. Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada. Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quintaesencia de la vida. Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta!”. ❤

Tu padre: Albert Einstein”.

Fuente: Via directa

Y para terminar hoy os recomiendo una película: “La Teoría del Todo” basada en la vida de Stephen Hawking con interpretaciones de Óscar como la del actor que da vida al protagonista. ¡Quizás a Hawking le vendría bien leer las cartas de Einstein! Espero que os guste.

Gracias por aguantarme mis “neuras”, hoy especialmente. 🙂 ❤

¡Feliz semana! ¡Sed felices! 🙂 ❤

firma3

laurels+flowers_0008_Vector Smart Object

***Recordaros que hacemos sesiones de liberación emocional, de liberación del cuerpo-dolor. Puedes ver las diferentes modalidades en el apartado de “SESIONES” de esta página. También podrás beneficiarte de las “Promociones” que están ahora mismo disponibles tanto para adultos como para niños y adolescentes.

***Recordaros que en el apartado “AMOR” de esta página compartimos diferentes herramientas (libros, enfoques, prácticas, meditaciones, vídeos,…) para ayudarnos a recordar el sistema de pensamiento del amor 

***Recordaros también que en el apartado “MILAGROS” la idea es acompañar en ese proceso del miedo al amor a través de cursos on-line y alguna otra plataforma que nos ayude a introducirnos en la metafísica (conceptos) y sobretodo la práctica de Un Curso de Milagros, y a facilitarnos el camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s