No hagas suposiciones

Atrévete a cuestionar tus suposiciones, en especial aquellas que te dicen que no puedes ser feliz ahora.

Estas últimas semanas he empezado a ver la serie Friends desde el principio.

Nunca fui una seguidora de esta serie pero desde que me sentí guiada a verla desde el principio no pasa un día sin que me vea uno o dos capítulos (algunas veces incluso más).

Me río tanto que simplemente como medicina lo deberían de dispensar en las farmacias.

Vas al doctor y te dice: lo que le recomiendo es que vea dos capítulos de Friends.

De verdad, me río sola.

Y no creo sinceramente que haya mejor medicina que la risa y la alegría.

De hecho el otro día iba pensando en esto precisamente cuando me di de bruces con una anuncia en Callao que decía: la alegría sana. 🙂

Si, así es.

Mi favorito sin duda es Chadler, pero tengo debilidad por todos.

Son como esa pandilla de la que te gustaría formar parte.

Así que cada día me reúno con ellos en su cafetería de encuentro.

En el capítulo de hoy Phoebe tenía un problema en un diente pero no podía ir al dentista porque creía que cuando iba al dentista, alguien moría.

Las últimas veces que había ido al dentista alguien había muerto así que había sacado la conclusión de que ir al dentista equivalía a que alguien muriese.

Eso es una suposición.

En el libro “los cuatro acuerdos” del Dr. Miguel Ruiz, el tercer acuerdo es:

No hagas suposiciones.

Dice así:

Tendemos a hacer suposiciones sobre todo. El problema es que, al hacerlo, creemos que lo que suponemos es cierto. Juraríamos que es real. Hacemos suposiciones sobre lo que los demás hacen o piensan – nos lo tomamos personalmente -, y después, los culpamos y reaccionamos enviando veneno emocional con nuestras palabras. Este es el motivo por el que siempre que hacemos suposiciones, nos buscamos problemas. Hacemos suposiciones, comprendemos las cosas mal, nos lo tomamos personalmente y acabamos haciendo un gran drama de nada. Toda la tristeza y los dramas que has experimentado tenían sus raíces en las suposiciones que hiciste y en las cosas que te tomaste personalmente.
Una suposición es un punto de vista, una interpretación, algo que doy por hecho.

Es un juicio.

Una suposición es una interpretación basada la mayoría de las veces en un aprendizaje pasado.

Hace unos años, cuando trabajaba como coach recuerdo que tenía una sesión telefónica por la mañana. Estaba preparada. Llegó la hora, y el cliente no me llamó. Pasaron diez minutos, quince minutos y no llamaba. Empezaba a impacientarme y mi mente a hacer suposiciones: “Como puede la gente ser tan desconsiderada. Si van a llegar tarde podrían al menos avisar. Tengo que hacer que mis clientes sean responsables. No puedo permitirme perder el tiempo…”

Cuando habían pasado como veinte minutos decidí enviarle un sms cancelando la sesión. En ese momento suena el móvil y era mi cliente.

Pienso: ¡a buenas horas!

Al hablar con ella me dice que lleva desde las 9:30 h (hora de la sesión) intentando ponerse en contacto conmigo pero que el teléfono comunicaba.

Me acerco al teléfono y ¡trágame tierra! estaba mal colgado.

Yo ya había supuesto que llegaba tarde, que era una desconsiderada porque la gente es una irresponsable, la gente no se preocupa por el trabajo de los demás y bla, bla, bla.

Como el Curso nos dice:

verás lo que quieras ver.

¿Quieres ver que la gente es desconsiderada?

Como diría el genio de Aladino: tus deseos son órdenes para mí.

Todo lo que creemos en el fondo son suposiciones.

Nada de ello está basado en la realidad.

Piensa en algo que no te aporte paz, lo que sea.

Algo que creas acerca de ti, o de los demás, de tu situación, o de la situación de tu cuerpo.

¿Ya lo has pensado?

Vale, pues eso es una suposición.

Lo que sea que creas que no te aporte paz o felicidad es simplemente una suposición.

Y una suposición es una elección.

Soy un cuerpo.

Una suposición.

Y detrás de esa suposición van implícitas unas cuantas más.

Si soy un cuerpo ahora puedo enfermar, puedo experimentar carencia, puedo ser atacado, abandonado, rechazado.

Puedo incluso morir.

Pero el Curso nos recuerda que se trata de una suposición, no es verdad.

Así que tal como dice el Dr. Miguel Ruiz las suposiciones, que empiezan con la suposición de que me he separado de Dios y que ahora soy algo autónomo e independiente, son la raíz de todos nuestros males.

El único problema que tenemos es que hemos hecho una suposición y nos la hemos creído.

Estoy separado de Dios.

¡Boom!

El Curso nos ayuda a ser conscientes de todas las suposiciones que hacemos en el día a día, y a no tomarlas en serio.

El perdón es no tomarnos en serio.

Es no tomar en serio lo que nos decimos a nosotros mismos.

Hay una suposición que todos hacemos y es que no podemos ser felices si….

Y aquí puedes poner lo que creas que necesitas para ser feliz.

No puedo ser feliz si me acaban de diagnosticar una enfermedad.

No puedo ser feliz si no tengo ingresos.

No puedo ser feliz si la gente a mi alrededor no es feliz.

No puedo ser feliz si….

Si no eres feliz en este mismo instante es porque estás haciendo una suposición.

Esa suposición te dice que ahora mismo no puedes ser feliz.

Y una suposición es como una puerta cerrada, no vamos más allá.

¡Ah, se siente! 😉

Un juego al que suelo jugar con Jesús es, cuando no me siento feliz preguntarle:

¿Puedo ser feliz en esta situación?

Porque yo ya he hecho la suposición de que no puedo ser feliz.

¿Cómo voy a ser feliz si mi pareja por ejemplo acaba de irse?

Entonces me vuelvo a Jesús, a mi maestro interno, y le pregunto:

¿Puedo ser feliz incluso en esta situación?

Su respuesta siempre es la misma: SI.

No importa lo que suceda, cuando me acerco humildemente y le pregunto: ¿Puedos ser feliz en esta situación? Su respuesta siempre es rotunda: SI.

No ha había una sólo situación en la que me haya dicho: lo siento mi amor, en esta situación está justificada tu infelicidad, o tu dolor, o tu sufrimiento, o tu tristeza, o tu enfado.

No, never.

De hecho hay una lección en el libro de ejercicios en la que se nos dice:

Siempre estás disgustado por nada.

¡Venga ya! 🙂

Así que Su respuesta es inequívoca.

¿Puedo ser feliz en esta situación?

SI, YES, OUI, SE, JA.

No importa lo que suceda, puedes ser feliz, porque eso es lo que eres.

Lo otro, lo que sufre, enferma, experimenta dolor, tristeza o abandono, carencia o necesidad es simplemente una suposición.

Así que mi invitación es a que siempre que digas: no, en esta situación no puedo ser feliz, hasta que esto no cambie no puedo ser feliz, humildemente vayas al experto y le preguntes.

¿Puedo ser feliz aunque esta situación no cambie?

¿Puedo ser feliz sin motivo aparente?

Su respuesta siempre será un rotundo: SI

Esa felicidad es una felicidad radical, una felicidad de la mente que se ha reconocido a sí misma.

No es una suposición, no depende de nada externo, es un hecho.

Es lo que eres, es lo que soy.

Es el Ser que compartimos.

Es nuestra única función.

En ocasiones simplemente al tomarme el tiempo y tener la voluntad de cuestionar mi suposición de que “no puedo ser feliz si….”, todo el malestar se disuelve y recuerdo lo que siempre estuvo ahí.

En otras ocasiones no es así, en esas ocasiones le digo a Jesús, vale demuéstramelo, convénceme.

Y dependiendo de cuan dispuesta esté a dejar ir mi suposición y cuan fuerte sea mi deseo de ser feliz, por encima de cualquier otra cosa (de ahí el que se trate de una felicidad radical) puedo experimentar la liberación en un instante, o tomarse un poco más de tiempo.

Ese tiempo siempre depende de mi disposición.

Pero el sólo pensamiento de que la infelicidad es una suposición, y de que puedo ser feliz no importa lo que suceda ya me aporta paz.

Porque puede que todavía no esté dispuesta a dejar ir mi suposición, pero la puerta permanecerá abierta esperando a que la cruce.

Feliz día. ❤

firma3

RETO DE LOS 90 DÍAS: INSPIRACIÓN DIARIA PARA EL PERDÓN, LA PAZ Y LOS MILAGROS (INSCRIPCIONES ABIERTAS). (Haz clic en la imagen para acceder a la información)

https://elcaminodelosmilagros.com/reto-90-dias/

PRÓXIMAS FECHAS TALLERES ON-LINE (A DISTANCIA) A TRAVÉS DE LA ESCUELA DE LOS MILAGROS:

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS. UNA TRAVESÍA DEL MIEDO AL AMOR. (INSCRIPCIONES ABIERTAS. EL TALLER EMPIEZA EL PRIMER JUEVES DE CADA MES)

(haz click en la imagen para ir a la información)

pexels-photo1

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LAS RELACIONES. APRENDER A AMAR Y SER AMADO. (INSCRIPCIONES ABIERTAS. EL TALLER EMPIEZA EL SEGUNDO JUEVES DE CADA MES)

(haz click en la imagen para ir a la información)

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LA VERDADERA ABUNDANCIA. DE LA MENTE MILLONARIA A LA MENTE MILAGROSA. (PRÓXIMAMENTE)

(haz click en la imagen para ir a la información)

image-3

¿ME AYUDAS A MANTENER ESTE ESPACIO?

Si algo de lo que has leído te ha ayudado, y/o inspirado, y sientes contribuir a que este espacio siga existiendo puedes hacer un donativo en este enlace. Gracias por adelantado, tu generosidad sirve para que pueda seguir escribiendo y compartiendo de forma gratuita. ❤

5,00 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .