Eres libre

The only thing that can keep you in a situation you don’t want to be in is guilt. ~ Lisa Natoli

Lo único que puede hacer que permanezcas en una situación donde no quieres estar es la culpa. ~ Lisa Natoli 

El otro día hablaba con un amigo y en medio de la conversación surgió esta pregunta: Imagina que no existe el miedo, que no hay miedo, no sabes lo que es el miedo ni ninguno de sus secuaces, lease la duda, la inseguridad, la culpa, el juicio. No existe esa opción en tu mente: ¿Seguirías en esa situación en la que te encuentras? ¿Querrías tener a esa persona en tu vida?

En su caso esos eran sus conflictos en ese instante, pero tú puedes plantearte la misma pregunta utilizando alguna de tus áreas de conflicto, aquellas situaciones en tu vida que querrías que fuesen diferente.

Por ejemplo, ¿seguirías en ese trabajo? ¿seguirías haciendo lo que estás haciendo en este instante? ¿seguirías con esa relación? ¿seguirías manteniendo ese conflicto o resentimiento?

Te invito a que si así lo sientes te tomes un momento para plantearte con honestidad esta pregunta.

Y te recuerdo, al igual que con mi amigo, que si no hay miedo tampoco hay duda, porque la duda es una de las criaturas del miedo, y por lo tanto la respuesta no puede ser algo como: “creo que…”, “supongo que…”. Tampoco habría “deberías” o “tendría que”, porque también responden a un patrón de miedo.

Si no hay duda, sólo hay certeza, y eso quiere decir que la respuesta que brota con sinceridad será un SI, o un NO: claro, profundo, certero.

Se precisa de mucha honestidad para atreverse a mirar, y permitir que la respuesta salga a la superficie de manera espontánea desde tu corazón.

Si no tuviera miedo, o me sintiese culpable, ¿seguiría haciendo lo que estoy haciendo en este instante? ¿Seguiría en esta relación? ¿Seguiría con mi vida tal y como es ahora?

En mi caso me sorprendió que al plantearme la pregunta la respuesta que brotó fue SI. Incluso en aquellas áreas de conflicto donde sigo creyendo que si las cosas fuesen diferentes yo sería más feliz, o estaría en paz, o me sentiría más segura. Incluso en esas situaciones, sin miedo, la respuesta fue SI, seguiría haciendo lo mismo que estoy haciendo, seguiría con mi vida tal y como es ahora.

Eso me dejó en shock.

Ya no podía seguir haciendo responsable a esa situación, o a esa persona de mi falta de paz. Ya no podía seguir considerándome una víctima de las circunstancias.

Era libre.

Si no era feliz, no era por nada de lo que sucedía o estaba presente en mi vida en este instante, incluidas todas esas cosas que todavía deseaba que cambiasen.

Fue un gran descubrimiento que hizo que me sintiese muy feliz y agradecida. Incluso ahora al escribir sobre ello esa sensación de profundo agradecimiento sigue presente y me emociona la forma en la que todos, sin excepción, somos sostenidos a cada instante.

La propuesta no es para que la respuesta sea SI, sino para permitirte ser honesto. En ocasiones la respuesta es un NO, y quizás sea el momento de cerrar un ciclo, o de dar carpetazo a una situación. En ocasiones el aprendizaje de esa situación ya ha sido máximo y podemos seguir avanzando.

No hay respuesta correcta o incorrecta.

En el caso de mi amigo la respuesta que brotó, después de una serie de tentativas de salirse por la tangente porque el ego no quiere que mires, fue un NO.

La más seria amenaza para el ego es, pues, que te des cuenta de que cualquier cosa que parezca separarte de Dios es única­mente miedo, sea cual sea la forma en que se manifieste e inde­pendientemente de cómo el ego desee que lo experimentes: Su sueño de autonomía se estremece hasta su raíz cuando cobras conciencia de esto. Pues si bien puedes tolerar una falsa idea de independencia, no aceptarías el costo en miedo que ello supone una vez que lo reconocieses. Pero ése es su costo, y el ego no puede reducirlo. Si pasas por alto el amor estás pasándote por alto a ti mismo, y no podrás sino tener miedo de la irrealidad porque te habrás negado a ti mismo. Al creer que tu ataque contra la verdad ha tenido éxito, creerás que el ataque tiene poder. Dicho llanamente, pues, te has vuelto temeroso de ti mismo. Y nadie quiere encontrar lo que cree que le destruiría.

Permitirte ser honesto quiere decir darte cuenta de que lo único que hace que te mantengas en una determinada situación en la que no quieres estar, o sientes que ya se ha terminado, es el miedo, es la culpa.

Lo único que sucede es que tienes miedo y es bueno ser consciente de que no se trata de cambiar el comportamiento, de dejar el trabajo, o la relación, sino de mirar al miedo, de sacarlo a la superficie, de exponer al ego y su objetivo.

Reconoce únicamente que el objetivo del ego, que tan diligentemente has perseguido, no te ha aportado más que miedo, y se hará muy difícil mantener que el miedo es felicidad.

Se trata de ser responsable, de dejar de culpar a los demás o a las circunstancias de tu vida de tu experiencia. Tu experiencia sólo procede de tu elección a favor del miedo, o del amor.

Tan sencillo como eso.

Así que esa honestidad te permite dejar de considerarte una víctima del exterior, y empezar a reconocer que estás eligiendo el miedo como maestro.

Eso no te convierte en alguien erróneo, o malvado, o culpable. Eso sólo te convierte en alguien que está confundido y que precisa ayuda porque cuando estás en el miedo te has puesto a ti mismo en una situación en la que precisas de ayuda.

Se amable contigo cuando te des cuenta de que es tu elección a favor del miedo lo que te mantiene en esa experiencia de conflicto.

Nada más.

Una simple elección a favor del maestro del miedo, el ego.

Y la próxima vez que el ego vuelva a tentarte haciéndote mirar hacia afuera, y señalando con el dedo acusador a algo o a alguien, reconoce que la única causa de tu infelicidad es tu elección a favor del miedo. Tienes miedo.

Es tu responsabilidad.

De nadie más, lo cual es una buena noticia.

No hay nada externo que te sujete o pueda aprisionarte. Sólo el miedo en tu mente, y puesto que se trata de una elección, tampoco tiene el poder de aprisionarte salvo que tu le concedas ese poder, que es el tuyo.

En mi caso darme cuenta de que mi respuesta era un SI no quiere decir que el miedo no vuelva a tentarme, por supuesto que se me olvida de vez en cuando y me veo entrando en reacción o señalando hacia afuera, queriendo de nuevo que algo cambie, creyendo que la solución está en el mundo y no en mi mente.

Pero esa respuesta sigue resonando en mi mente recordándome que lo único que me impide ser feliz o estar en paz en este instante es mi elección a favor del miedo. Es soltar la mano de Jesús, de mi maestro interno, y unirme a la danza del ego de nuevo.

Y que de mi depende “cambiar de parecer” y elegir de nuevo.

Si te animas, te invito a que te hagas esta pregunta con sinceridad y el deseo genuino de ver que es lo que hay ahí.

Se que habrá una parte de ti que dirá que no es tan fácil, pero SI ES TAN FÁCIL.

Y recuerda que no se trata de que tengas que cambiar nada en el exterior, se trata de cambiar tu mente, pero para ello primero tienes que ser consciente de cual es el verdadero problema, y donde se encuentra.

El verdadero problema es tu elección del miedo, y se encuentra en la mente. Es una elección.

Sin este reconocimiento, no se te podrá dar la respuesta, el milagro, que es un cambio de percepción en la mente del miedo al amor.

No tienes que hacer nada con el miedo salvo darte cuenta de él, y del costo que supone para ti y observarlo de la mano de tu maestro interno, sin culpa. Eso te ayudará a pedir ayuda para tener una nueva experiencia.

Pedir ser guiado de vuelta al amor en tu mente, que se te recuerde que la paz es tu prioridad, que no eres una víctima de nada, incluso del miedo. Que el poder reside en ti porque eres mente, eres espíritu y tienes el poder de elegir, de hecho es lo único que puedes hacer, elegir entre coger la mano del ego, o coger la mano de tu maestro interno.

Elegir el miedo o elegir el milagro.

Se amable contigo y reconoce que tienes miedo, y no te juzgues por tu elección, sigues siendo inocente, sigues estando sostenido por los brazos del amor, sigues descansando en perfecta paz, a salvo.

Y ese ser amable y honesto será la ayuda que precisas para ir rebajando el miedo, y quizás la próxima vez ya estés dispuesto a cuestionarlo y abandonarlo.

Al igual que el niño del vídeo que comparto al final de la entrada, somos nosotros mismos los que nos privamos de nuestra felicidad al ponernos zancadillas y confiar en el maestro de la culpa. Nosotros volvemos a meter el pie en la puerta y a cerrarla creyendo que estamos prisioneros, que estamos atascados, bloqueados, que no avanzamos.

Y miramos a Jesús, a nuestro maestro interno, y le decimos: ves, no soy libre.

Gracias que esa Voz amorosa y paciente, al igual que el padre del vídeo, nos recuerda que no somos prisioneros, que somos libres, que sólo tenemos que dejar de jugar al juego de la culpa y el miedo.

Que la puerta está abierta y que a cada instante se nos da la oportunidad de dejar de seguir jugando al juego de sentirse prisionero, y abandonar el miedo.

Y reconocer que en este mismo instante eres libre.

Puedes ver el vídeo en el enlace de más abajo:

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FTHEREALSPIRITUALAF%2Fvideos%2F2183051271758387%2F&show_text=0&width=476

Que la quietud del Cielo envuelva hoy tu corazón.

Feliz día. ❤

firma3

PRÓXIMAS FECHAS TALLERES ON-LINE (A DISTANCIA) A TRAVÉS DE LA ESCUELA DE LOS MILAGROS:

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS. UNA TRAVESÍA DEL MIEDO AL AMOR. (INSCRIPCIONES ABIERTAS)

(haz click en la imagen para ir a la información)

pexels-photo1

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LAS RELACIONES. APRENDER A AMAR Y SER AMADO. (INSCRIPCIONES ABIERTAS)

(haz click en la imagen para ir a la información)

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LA VERDADERA ABUNDANCIA. DE LA MENTE MILLONARIA A LA MENTE MILAGROSA. (PRÓXIMAMENTE)

(haz click en la imagen para ir a la información)

image-3

***Recordaros que en el apartado “GRATIS” de esta página compartimos diferentes herramientas (libros, enfoques, prácticas, meditaciones, vídeos,…) para ayudarnos a recordar el sistema de pensamiento del amor.

***Recordaros que hemos creado un canal Ivoox con meditaciones.

 

Anuncios

Un comentario en “Eres libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s