Podría ver paz en lugar de esto

El principio del confinamiento en marzo de este año fue una época bastante turbulenta para mí.

Los niveles de azucar se me dispararon y no me bajaban.

Al estar confinados no podía salir a pasear así que un día sentí ponerme a correr por casa.

Más bien era dar saltitos en el salón de casa de mis padres donde me encontraba en ese momento.

Un día simplemente y sin razón aparente empecé a dar saltitos por el salón cuando lo sentía.

En esos momentos la lección 34 venía a mi mente una y otra vez.

Mientras ejercitaba mi cuerpo, ejercitaba al mismo tiempo mi mente y practicaba el perdón. 😉

Cuando surgían pensamientos de preocupación, o de miedo, de ansiedad, repetía la lección que dice:

PODRIA VER PAZ EN LUGAR DE ESTO.

En mi caso me ayuda especialmente la fórmula que leí de Kenneth Wapnick y empecé a sustituir la palabra paz por Jesús.

Podria ver a Jesús en lugar de esto.

Y luego incorporaba algo que suelo escuchar y que compartí en otra entrada: RECUERDA MI AMOR

Podría ver a Jesús y Su Amor en lugar de esto.

Esta forma casi siempre es automática para mí.

Recuerdo a Jesús y Su Amor y una sonrisa aparece en mi cara.

Otra forma que a mí particularmente me ayuda es:

Podría ver dicha en lugar de esto.

En cuanto me acuerdo de la dicha eso me saca del conflicto.

O podría ver alegría en lugar de esto.

Podría ver el júbilo de Dios en lugar de esto.

Mi forma de actuar siempre es la misma, unirme a Jesús y permitir que Él guie mi mente en la práctica, así que empiezo a escuchar esos pensamientos como si se tratase de una emisora a la que me conecto.

Los pensamientos acuden a mi mente, no soy “yo” la que los elige conscientemente.

Mi voluntad es ver algo diferente.

Mi voluntad es estar equivocada.

La lección 34 es muy práctica, nos pide que escudriñemos nuestra mente en busca de pensamientos o situaciones, que provoquen ansiedad o temor en nosotros. Personas o circunstancias hacia las cuales abrigemos pensamientos no amorosos.

A medida que cada uno de esos pensamientos vengan a tu mente repites lentamente, sin premura, con paciencia el pensamiento:

Podría ver paz en lugar de esto.

O alguna de las formas que yo utilizo si te resultan adecuadas:

Podría ver dicha en lugar de esto.

Podría ver a Jesús y Su Amor en lugar de esto.

Cada vez que surge la tentación a lo largo del día y sientes que tu paz mental se está viendo amenazada, simplemente recuerdas que hay otra opción.

Hay otra manera de ver esto.

Una manera que te aporta paz, dicha, amor, tranquilidad.

Una opción que le recuerda a tu mente que puede elegir ver algo diferente ahora.

Esto es todo lo que el Curso nos enseña:

Hay otra manera de ver todo y a todos.
Hay otra manera de contemplar el mundo.
De contemplar el cuerpo.

Dice esta lección:

La paz mental es claramente una cuestión interna.

Luego añade:

Tiene que empezar en tus propios pensamientos y luego extenderse hacia afuera.

Y finaliza:

Es de tu paz mental de donde nace una percepción pacífica del mundo.

Jesús nos está diciendo que nuestra experiencia, lo que sentimos procede de nuestros pensamientos, no procede de nada externo.

El mundo externo no nos amenaza.

Somos nosotros mismos los que nos asustamos al elegir el miedo como sistema de pensamiento.

Al elegir al ego como maestro.

Pero hay otra opción.

En las últimas semanas me he sentido guiada como ya comenté a volver a la no-dualidad a través de maestros como Mooji y Rupert Spira.

Esa fue la guía y ha sido un regalo para mí.

Mi comprensión del Curso es ahora más profunda.

Hace unos años en meditación escuché muy claramente un pensamiento:

Comprometete con la Verdad, no con el Curso.

Hablo acerca de ello en este artículo del blog: NO TE CASES CON EL CURSO

En los últimos meses mi oración diaria es:

Jesús, ayúdame a aceptar la verdad acerca de mi misma por hermosa que sea.

En otro momento se que no habría compartido acerca de Mooji, o acerca de esto porque pensaba que le “estaba poniendo los cuernos a Jesús”.

O por miedo al juicio.

Por miedo a que alguien pensase que no estaba siendo coherente, o que no era una buena estudiante del Curso, o que no era fiel a los postulados del Curso.

Pero se que es la respuesta a mi oración.

Quiero la experiencia. No quiere darle vuelta a los conceptos. Quiero la vía rápida. No quiero ser la que más sabe del Curso, la estudiante más fiel a los postulados del Curso. Quiero la experiencia.

Punto. 🙂

Así que doy la bienvenida a cualquier tipo de guía, de libro, de maestro que llega a mi conciencia y me ayuda a recordar quien soy.

Y me siento profundamente agradecida por todos los reflejos de la luz en mi mente.

Confío en Jesús.

Confío en que Su guía siempre es lo que necesito en ese instante.

Él es el único que sabe como des-hacer esta maraña.

Él está al mando, no yo.

En la última entrada hablaba de una pregunta que venía a mi mente últimamente:

¿Cual es mi posición?

¿Cómo qué estoy mirando esto?

¿Desde dónde estoy mirando esto?

La opción de la paz siempre está disponible porque depende de mi posición.

La opción de la dicha siempre está disponible porque depende de desde dónde estoy mirando esto.

La opción de la confianza siempre está disponible porque depende de como qué estoy mirando esto.

Hoy compartía en facebook un texto de Mooji que tenía escrito en mi libreta hace años:

Nuestro hábito, nuestro reflejo es la de forzar una decisión aun cuando no se sienta bien en el corazón. No hay tantas deciones que tomar en la vida. Simplemente aprende a mantenerte quedo, y a confiar en ese poder universal, el poder cósmico que se despliega a través de esta experiencia física y a no confiar en tu mente (intelecto). Si te identificas con el “yo”, el sentimiento de “yo”, con solo el cuerpo, mente, personalidad, entonces es el deber y la responsabilidad de tu personalidad cuidar por tu experiencia física. Pero si te identificas con el “Yo” como la conciencia universal, entonces es responsabilidad de esa conciencia universal la de cuidar por tu experiencia física, y hará un mejor trabajo que el que tu mente (personalidad) podrá hacer.
Mooji ❤

¿Quien es el testigo de esto?

Cuando pongo en práctica la lección 34 y observo mis pensamientos no amorosos, ¿quien es el testigo de esos pensamientos?

Cuando alguna situación viene a mi mente que me produce temor, ¿quien es el testigo de esa situación?

Cuando recuerdo alguna persona con la que mantengo un conflicto, ¿quien es el testigo de ese recuerdo?

¿Quien es el que es consciente de todo esto?

Ese que es consciente es paz, es dicha, es felicidad, es confianza.

Así que podría ver paz en lugar de esto porque esa paz ya está aquí en la forma del testigo.

En medio del dolor, de la desesperación, en tu peor momento, esa paz siempre estuvo ahí.

Esa presencia siempre estuvo ahí.

Esa luz siempre estuvo brillando.

Su luz no es menor porque te estés experimentando como alguien enfermo, o deprimido, o temeroso, o carente.

El Ser siempre es el Ser.

No puedes No Ser.

Es imposible.

Puedes creer que eres otra cosa, y experimentarte como esa otra cosa.

Pero esa otra cosa no puede opacar la luz que Eres.

Nada, nada, absolutamente nada puede oscurecer la luz de tu Presencia.

Puedes ser consciente de ella, o puedes no ser consciente de ella.

Pero no puedes hacer que desaparezca, no puedes hacer que su luz disminuya, no puedes hacer que su belleza sea menor simplemente porque no la estés reconociendo.

Todo surge en ese espacio ilimitado del Ser.

Ese Ser ya está completo.

En este instante.

Mientras estás leyendo estas líneas la dicha es tu compañera. 🙂

Ese Ser no está en proceso.

No está en contrucción.

No está evolucionando hacia nada.

No avanza ni retrocede.

Por eso el Curso dice que la iluminación no es un cambio, es un reconocimiento.

Lo que es consciente de la experiencia ya está aquí.

No aparece o desaparece.

Ese testigo siempre ha estado aquí.

Desde esta visión es más fácil para mí entender lecciones como:

Soy un solo Ser, unido a mi Creador, uno con cada aspecto de la Creación, dotado de una paz y un poder infinitos.
Soy la luz del mundo.
Soy tal como Dios me creó.

Incluso el perdón.

El perdón, en cambio, es tranquilo y sosegado, y sencillamente no hace nada…observa, espera y no juzga.

El perdón es esa mirada.

Es la mirada del Amor.

Es una mirada libre de juicio.

La paz reside ahí.

La paz no juzga lo que está sucediendo.

La paz le da la bienvenida a cualquier pensamiento, a cualquier emoción, a cualquier síntoma.

No se involucra con nada de lo que surge.

No está condicionada a ninguna circunstancia o apariencia específica.

Ese reconocimiento es libertad.

Que la quietud del Cielo envuelva hoy tu corazón.

Feliz día. ❤

firma3

Os dejo con dos vídeos de Mooji que compartí en facebook:

RETO DE LOS 90 DÍAS: INSPIRACIÓN DIARIA PARA EL PERDÓN, LA PAZ Y LOS MILAGROS (INSCRIPCIONES ABIERTAS). (Haz clic en la imagen para acceder a la información)

https://elcaminodelosmilagros.com/reto-90-dias/

PRÓXIMAS FECHAS TALLERES ON-LINE (A DISTANCIA) A TRAVÉS DE LA ESCUELA DE LOS MILAGROS:

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS. UNA TRAVESÍA DEL MIEDO AL AMOR. (INSCRIPCIONES ABIERTAS. EL TALLER EMPIEZA EL PRIMER JUEVES DE CADA MES)

(haz click en la imagen para ir a la información)

pexels-photo1

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LAS RELACIONES. APRENDER A AMAR Y SER AMADO. (INSCRIPCIONES ABIERTAS. EL TALLER EMPIEZA EL SEGUNDO JUEVES DE CADA MES)

(haz click en la imagen para ir a la información)

love-heart-hand-romantic

TALLER: 25 DÍAS PARA LOS MILAGROS EN LA VERDADERA ABUNDANCIA. DE LA MENTE MILLONARIA A LA MENTE MILAGROSA. (PRÓXIMAMENTE)

(haz click en la imagen para ir a la información)

image-3

¿ME AYUDAS A MANTENER ESTE ESPACIO?

Si algo de lo que has leído te ha ayudado, y/o inspirado, y sientes contribuir a que este espacio siga existiendo puedes hacer un donativo en este enlace. Señala la cantidad que quieras donar, por defecto serán 5€ pero puedes donar multiplos de 5 simplemente eligiendo donde pone 1 otra opción como 2, 3, y así. Gracias por adelantado, tu generosidad sirve para que pueda seguir escribiendo y compartiendo de forma gratuita. Iciar ❤

5,00 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .