Meditación de la Bondad Amorosa (II)

¡Ya estamos en junio y en Madrid ya se empieza a notar el calor!

La semana pasada compartimos en este espacio dos meditaciones del libro “Refugio Verdadero: Encuentra la Paz y la Libertad en tu propio corazón despierto.” de Tara Brach. En este artículo vamos a compartir otras dos meditaciones dirigidas a perdonarse a uno mismo y a los demás. La experiencia siempre viene a través de la práctica y puede que pienses que tú no lo necesitas pero entonces no estarías leyendo esta entrada, ¿no? 😉 Así que os animo a ponerlo en práctica y espero vuestros comentarios. 🙂 ❤

Meditación dirigida: La bondad amorosa: PONER FIN A LA GUERRA CONTRA TI MISMO

Nuestro sufrimiento más profundo suele ser en muchos casos la sensación de que algo que hemos hecho, de que algo acerca de nosotros mismos, es eminentemente erróneo e inaceptable. Encontrar el modo de hacer las paces con nuestras imperfecciones humanas es la base de toda sanación.

separador posts

Siéntate en postura cómoda y dedica unos momentos a relajar las zonas de tu cuerpo donde tengas tensiones más evidentes. Conecta con tu intención de abrir el corazón a tu propio ser. Después, trae a tu mente algún aspecto de tu ser que hayas sentido que es imperdonable. Quizá no seas capaz de perdonarte a ti mismo el que seas una persona crítica y controladora, o el daño que hayas hecho a otras personas. O puede que no seas capaz de perdonarte el modo en que te estás estropeando la vida con tus adicciones. O puedes sentir repugnancia por tu obsesión mental. ¿Qué es lo que te parece tan malo o tan erróneo acerca de tu conducta, emoción o manera de pensar tan imperdonable? Permitete sentir esa aversión que tienes hacia ti mismo (si no la tuvieras en alguna medida, serías completamente feliz, así que salvo que seas completamente feliz en algún aspecto te estas rechazando a ti mismo, culpando y juzgando).

Ahora, explora más a fondo qué es lo que está impulsando esa parte tuya inaceptable. Si eres adicto a la comida, a la nicotina o al alcohol, ¿qué necesidades estás intentando satisfacer? ¿Qué miedo estás intentando aliviar? Cuando estás criticando a los demás, ¿sientes miedo tú mismo? Si has herido a otra persona, ¿lo hiciste movido por tu propio dolor y por tu inseguridad, o por la necesidad de sentirte poderoso o seguro? Mírate a ti mismo y observa tu vulnerabilidad como si estuvieras viendo por los ojos del más comprensivo y amoroso de tus amigos, parientes o deidades.

Cuando vayas siendo consciente de estos deseos y miedos subyacentes, permítete sentirlos directamente en tu cuerpo, en tu corazón y en tu mente. Aunque no te gusten estas conductas, intenta acoger con compasión esta vulnerabilidad subyacente. Poniéndote la mano en el corazón, envía un mensaje sincero de compasión hacia ti mismo, dirigiéndolo a los lugares donde reside el miedo y las necesidades no cubiertas, al dolor que ha hecho surgir aquello que te parece imperdonable. Puedes susurrar mentalmente: “Veo cómo me he provocado sufrimientos a mi mismo, y ahora me perdono a mí mismo.” O bien, puedes dirigirte a ti mismo simplemente las palabras “perdonado, perdonado”.

Recibe lo que surja, miedo o crítica, vergüenza o duelo, con el mensaje de perdón. Hasta la propia resistencia a perdonar se puede recibir con un “perdonado, perdonado”. Puedes invocar la presencia de alguien a quien consideres lleno de amor y de comprensión, y sentir que su compasión fluye hacia tu interior y te apoya. Descubre lo que pasa cuando aplicas a las partes de ti mismo que están heridas y vulnerables un corazón lleno de la capacidad incondicional de perdonar a esas partes.

Cuando te sientes incapaz de perdonarte a ti mismo: Puedes llegar a creer que no te mereces ser perdonado, o temer que, si te perdonas a ti mismo, volverás a caer de nuevo en la misma falta. Quizá temas que, si te abres francamente al perdón, te encontrarás cara a cara con alguna verdad insoportable. Si te surgen estas dudas y estos temores, reconócelos y acéptalos con compasión. Después, dite a ti mismo: “Tengo la intención de perdonarme a mi mismo cuando sea capaz.” Tu intención de perdonar es la semilla del perdón; esta disposición te irá relajando y abriendo el corazón gradualmente.

A raíz de este “estar dispuesto a perdonar” os recomiendo la lectura de esta entrada de mi otro blog: “Abre Tus Alas”: “Estar dispuesto a estar dispuesto”

Meditación dirigida: La bondad amorosa: VER MÁS ALLÁ de la mÁscara

Siempre que reconocemos la bondad, el corazón se nos abre de bondad amorosa. Esta versión de la meditación de bondad amorosa parte del amor que sentimos hacia nuestros seres más queridos y nos ayuda a aprender a ver la bondad en aquellos que son distintos, lejanos o incluso que vemos como dañinos.

separador posts

Siéntate de modo que puedas estar cómodo y relajado. Libérate de toda la tensión que puedas, suelta los hombros, afloja las manos y relaja el viente. Siente que se te extiende por los ojos una sonrisa que suaviza los músculos que los rodean. Llévate a la boca una sonrisa suave y siente la sonrisa en el interior de la boca. Sonríe en tu corazón, e imagínate que esa sonrisa se dilata y que abre un espacio tierno y receptivo por toda la zona del corazón y del pecho.

Ahora, trae a tu corazón a una persona a la que quieras. Dedica unos momentos a reflexionar sobre las cualidades que más valoras en esa persona. Recuerda su inteligencia, su humor, su bondad, su vitalidad. Imagínate a esa persona cuando está sintiendo amor hacia ti. Sé consciente de su esencia de persona buena, despierta y cariñosa. Siente en tu corazón tu aprecio hacia este ser querido, y empieza a elevar tu oración. Puedes crear tu propia oración o emplear algunas de las frases que aparecen a continuación:

Que te llenes de bondad amorosa; que estés acogido en bondad amorosa…que sientas ahora mi amor.

Que te sientas seguro y en paz.

Que te aceptes a ti mismo tal como eres.

Que seas feliz.

Que alcances una paz grande y neutral.

Que conozcas la alegría natural de estar vivo.

Que se te despierten el corazón y la mente, que seas libre.

Mientras susurras en silencio cada una de las frases de bondad amorosa, imagínate lo que podría ser para esa persona conocer el fruto de tu bendición: la plenitud del amor, de la autoaceptación, de la paz, de la alegría y de la libertad.

Ahora, amplia tu círculo de cariño evocando a una persona “neutra”. Puede tratarse de una persona a la que veas con regularidad pero sin conocerla bien ni albergar sentimientos claros hacia ella. Dedica unos momentos a evocar el aspecto de esta persona, su manera de moverse y de hablar. Ahora, intenta imaginártela mientras contempla con arrobo a un hijo suyo querido…o admirando la belleza de un paisaje nevado…o riendo, relajada y cómoda. Recuérdate a ti mismo que esta persona quiere ser feliz y que no quiere sufrir. Después, cuando la persona cobre vida para ti, emplea las frases que hemos citado antes o las que hayas creado por tu cuenta, para ofrecer tu aprecio y tu bondad amorosa.

Ahora, trae a la mente alguna persona con quien mantengas relaciones difíciles; puede tratarse de alguien que te inspire ira, miedo o daño. En primer lugar, dedica unos momentos a dirigir una atención bondadosa, libre de críticas, a los sentimientos que surjan en ti mientras reflexionas sobre esa persona. Después, dirigiendo tu atención hacia esa persona de nuevo, intenta ver más allá de la máscara. Intenta ver algún aspecto de su bondad esencial. Puede resultarte útil imaginarte a esa persona de niño o niña, durmiendo en paz; o bien, al otro extremo de su vida, como una persona que acaba de fallecer. ¿Recuerdas algo que esa persona que admires, alguna cualidad suya de dedicación, cariño o creatividad? Aunque te resulte difícil reconocer la bondad de esta persona, recuérdate a ti mismo que todos los seres humanos quieren ser felices, que todos quieren evitar el sufrimiento. Recuerda que a esta persona le importa la vida tanto como a ti. Acogiéndola con una atención delicada, empieza a brindar las frases de bondad amorosa que te resulten más naturales.

A continuación, imagínate que reúnes a todos aquellos por los que has rezado: a una persona querida, a una persona neutra, a una persona difícil. Dedica un momento a incluirte también  a ti mismo, reconociendo la bondad y la sinceridad que has aportado a esta meditación. Acogiendo en tu corazón a los demás y a ti mismo, percibe aquello que os une, vuestra bondad esencial. Envía oraciones de bondad amorosa a todos a la vez, reconociendo que estáis en esto todos juntos. ❤

Por último, deja que tu consciencia se abra al exterior, en todas direcciones: por delante de ti, ambos lados, por detrás de ti, por debajo de ti y por encima de ti. En este espacio vasto, percibe que tu presencia amorosa está acogiendo a todos los seres. Imagínate que eres capaz de sostener en tu regazo a nuestra madre Tierra y de albergar en tu corazón sin límites a toda la vida que está en todas partes. Siendo consciente de la bondad esencial de todos los seres, vuelve a brindar tus oraciones:

Que todos los seres se llenen de bondad amorosa.

Que todos los seres conozcan una paz grande y natural.

Que haya paz en la tierra; paz en todas partes.

Que se despierten todos los seres; que todo se liberen.

Repite estas frases varias veces. Después, déjate reposar en la apertura y en el silencio, permitiendo que la bondad amorosa toque todo lo que surja en tu corazón y en tu conciencia.

Fuente: Refugio Verdadero: Encuentra la paz y la libertad en tu propio corazón despierto. Tara Brach

Una amiga me compartió una película que tiene muy buena pinta. Se titula “El secreto del Zóhar“. Todavía no he tenido tiempo de verla pero está en mi lista de espera. Espero que os resulte interesante. 🙂


image-3

Y ahora un anuncio que puede interesarte, ¡YA TENEMOS NUESTRA COMUNIDAD DE LOS MILAGROS! Si quieres formar parte de ella sólo tienes que ir a la página de la comunidad (aquí), rellenar el formulario que allí aparece y tendrás UNA SESIÓN GRATIS DE LIBERACIÓN EMOCIONAL centrada en el bloqueo emocional más prioritario para ti en este instante, como REGALO DE BIENVENIDA.

comunidad4

¿Te animas?

Y ya sabes, si te gusta esta entrada, ¡COMPARTE!

(Gracias por adelantado por ayudar a extender este mensaje):)

¡Feliz semana! ¡Sed felices! ❤

firma3

laurels+flowers_0008_Vector Smart Object

***Recordaros que hacemos sesiones de liberación emocional, de liberación del cuerpo-dolor. Puedes ver las diferentes modalidades en el apartado de “SESIONES” de esta página. También podrás beneficiarte de las “Promociones” que están ahora mismo disponibles tanto para adultos como para niños y adolescentes.

***Recordaros que en el apartado “AMOR” de esta página compartimos diferentes herramientas (libros, enfoques, prácticas, meditaciones, vídeos,…) para ayudarnos a recordar el sistema de pensamiento del amor 

***Recordaros también que en el apartado “MILAGROS” la idea es acompañar en ese proceso del miedo al amor a través de cursos on-line y alguna otra plataforma que nos ayude a introducirnos en la metafísica (conceptos) y sobretodo la práctica de Un Curso de Milagros, y a facilitarnos el camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s