Las siete leyes espirituales del éxito

karma21

1.- La ley de la Potencialidad Pura.

La primera ley espiritual del éxito es la Ley de la Potencialidad Pura. Esta ley se basa en el hecho de que nosotros, en nuestro estado esencial, somos conciencia pura. La conciencia pura es potencialidad pura; es el campo de todas las posibilidades y de la creatividad infinita. La conciencia pura es nuestra esencia espiritual. Por ser infinita e ilimitada, es también alegría pura. Otros atributos de la conciencia son el conocimiento puro, el silencio infinito, el equilibrio perfecto, la invencibilidad, la simplicidad y la dicha. Esta es nuestra naturaleza esencial. Nuestra naturaleza esencial es de potencialidad pura.

Aplicación de la Ley de la potencialidad pura

1. Entraré en contacto con el campo de la potencialidad pura dedicando algún tiempo cada día a guardar silencio, simplemente a ser. También practicaré a solas la meditación silenciosa al menos dos veces al día, aproximadamente treinta minutos por la mañana y treinta minutos por la noche.

2. Dedicaré cierto tiempo cada día a entrar en comunión con la naturaleza y a presenciar en silencio la inteligencia que se encierra en todas las cosas vivas. Me sentaré en silencio a contemplar una puesta de sol, o a escuchar el sonido del mar o de un río, o simplemente a oler el aroma de una flor. En el éxtasis de mi propio silencio, y entrando en comunión con la naturaleza, disfrutaré del palpitar de la vida, del campo de la potencialidad pura y de la creatividad sin límites.

3. Practicaré la abstinencia de juicios de valor. Empezaré mi jornada con esta afirmación de Un Curso de Milagros: “Hoy no juzgaré nada de lo que suceda“; y a lo largo del día me recordaré a mí mismo que no debo emitir juicios de valor.

2.- La ley de la Entrega

La segunda ley espiritual del éxito es la Ley de la entrega. También podríamos llamarla Ley del dar y del recibir, pues el Universo opera por el intercambio dinámico. Nada es estático. Toda relación se basa en un dar y recibir. El dar engendra el recibir, y el recibir engendra el dar. En realidad recibir es lo mismo que dar, pues el dar y recibir son dos aspectos diferentes del flujo de la energía del universo. Y si interrumpimos el flujo de cualquiera de los dos, estamos obstaculizando la inteligencia de la naturaleza. Cuanto más entregue usted, más recibirá, pues mantendrá circulando en su vida la abundancia del universo. En realidad, cualquier cosa que tenga valor en la vida no hace más que multiplicarse cuando se entrega. La práctica de la Ley de la entrega es muy sencilla: si usted quiere tener alegría, entregue alegría a los demás; si quiere tener amor, aprenda a entregar amor; si quiere recibir atención y aprecio, aprenda a entregar atención y aprecio; si quiere abundancia de las cosas materiales, ayude a los demás a tener abundancia de cosas materiales.

Aplicación de la Ley de la entrega

1. Vaya donde vaya, llevaré un regalo para todas las personas con las que me relacione. El regalo puede ser una frase agradable, una sonrisa, una flor o una oración. Hoy entregaré algo a todas las personas con las que entre en contacto, y pondré en marcha así el proceso de circulación de la alegría, de la riqueza y de la abundancia en mi vida y en las vidas de los demás.

2. Hoy recibiré con agradecimiento todos los dones que me ofrece la vida. Recibiré los dones de la naturaleza: la luz del sol y el canto de los pájaros, o las lluvias de primavera, o la primera nieve del invierno. También estaré abierto a lo que recibo de los demás, ya sean regalos materiales, dinero, palabras amables u oraciones.

3. Me comprometeré a mantener la circulación de la riqueza en mi vida a base de entregar y de recibir los dones más preciosos de la vida: los dones del interés, del afecto, del aprecio y del amor. Cada vez que me encuentre con alguien, le desearé calladamente felicidad, alegría y buen humor.

3.- La ley del Karma o de la Causalidad

La tercera Ley espiritual del éxito es la Ley del Karma. El “karma” es a la vez acción y las consecuencias de esa acción; es causa y efecto, simultáneamente, pues toda acción engendra una fuerza de energía que vuelve a nosotros en igual cantidad. La ley del Karma no tiene nada de insólito. Todos hemos oído decir que “lo que sembramos es lo que cosechamos“. Evidentemente, si queremos crear la felicidad es nuestras vidas, debemos aprender a sembrar las semillas de la felicidad. Por lo tanto, el karma implica el acto de tomar decisiones conscientes.

Aplicación de la Ley del Karma o de la Causalidad

1. Hoy observaré las decisiones que tomo en cada momento. Y por la simple observación de estas decisiones, las llevaré a mi atención consciente. Sabré que la mejor manera de prepararme para cualquier momento del futuro es ser plenamente consciente en el presente.

2. Siempre que tome una decisión, me haré a mí misma dos preguntas: “¿Cuales son las consecuencias de esta decisión que estoy tomando?” y “¿Me producirá realización personal y felicidad a mí mismo, y se las producirá a aquellos a los que afecta mi decisión?”.

3. Después, pediré orientación a mi corazón y me dejaré guiar por su mensaje de bienestar o de malestar. Si la decisión me produce una sensación de bienestar, seguiré adelante sin titubear. Si la decisión me produce malestar, me detendré para ver las consecuencias de mi acto con mi visión interior. Esta orientación me capacitará para tomar decisiones espontáneamente correctas para mí mismo y para todos los que me rodean.

4.- La ley del Mínimo Esfuerzo

La cuarta Ley espiritual del éxito es la Ley del mínimo esfuerzo. Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con una facilidad libre de esfuerzos y con una despreocupación tranquila. Este es el principio de la acción mínima, de la no resistencia. Este es, por lo tanto, el principio de la armonía y del amor. Cuando aprendemos de la naturaleza esta lección, realizamos fácilmente nuestros deseos. Gastamos un esfuerzo mínimo cuando nuestros actos están motivados por el amor, porque la energía del amor es la que da cohesión a la naturaleza. Cuando buscamos el poder y el control, estamos derrochando energía.

Aplicación de la Ley del Mínimo Esfuerzo

1. Practicaré la aceptación. Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos tal como ocurran. Se que este momento es tal como debe ser, porque todo el universo es tal como debe ser. No lucharé contra todo el universo luchando contra este momento. Mi aceptación es total y completa. Acepto las cosas tal como son en este momento, y no tal como deseo que fueran.

2. Habiendo aceptado las cosas como son, asumiré la responsabilidad de mi situación y de las circunstancias que veo como problemas. Se que asumir la responsabilidad significa no echar a nadie ni a nada la culpa de mi situación, ni siquiera a mi mismo. Se también que todo problema es una oportunidad camuflada, y esta atención a las oportunidades me permite tomar este momento y transformarlo en un beneficio superior.

3. Hoy, mi atención quedará establecida en la indefensión.  Renunciaré a la necesidad de defender mi punto de vista: No sentiré ninguna necesidad de convencer ni de persuadir a los demás para que acepten mi punto de vista. Me mantendré abierto a todos los puntos de vista y no estaré apegado rígidamente a ninguno de ellos.

5.- La ley de la Intención y del Deseo

La quinta Ley espiritual del éxito es la Ley de la intención y del deseo. Esta ley se basa en el hecho de que la energía y la información están por todas partes en la naturaleza. En concreto, al nivel del campo cuántico no existe nada que no sea energía e información. El “campo cuántico” no es más que otro nombre del campo de la conciencia pura o de la potencialidad pura. Y este campo cuántico es influido por la intención y por el deseo. La intención es el poder verdadero que está detrás del deseo. La intención acompañada de desapego conduce al conocimiento del momento presente, centrado en la vida.

Aplicación de la Ley de la Intención y del Deseo

1. Prepararé una lista de todos mis deseos. Llevaré conmigo esta lista dondequiera que vaya. Repasaré la lista antes de mis ratos de silencio y de meditación. La repasaré antes de acostarme por la noche. La repasaré cuando me despierte por la mañana.

2. Liberaré esta lista de deseos y la someteré al vientre de la creación, confiando en que, cuando las cosas no parecen marchar a mi favor, es por un motivo, y en que el plan cósmico tiene para mí unos designios mucho más grandes todavía que los que yo he concebido.

3. Me recordaré a mis mismo que debo practicar el conocimiento del momento presente en todos mis actos. Me negaré a permitir que los obstáculos consuman y disipen la calidad de mi atención en el momento presente. Aceptaré el presente tal como es, y manifestaré el futuro a través de mis intenciones y deseos más profundos y más apreciados.

6.- La ley del Desapego

La sexta Ley espiritual del éxito es la Ley del Desapego. La Ley del Desapego dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico es preciso renunciar al apego a esa misma cosa. Esto no quiere decir que abandonemos la intención de crear nuestro deseo. No abandonamos la intención, ni abandonamos el deseo. Abandonamos nuestro apego al resultado. Todo lo que usted desee lo puede adquirir a través del desapego, pues el desapego se basa en la fe sin reparos en el poder de su Yo verdadero. El apego, por su parte, se basa en el miedo y en la inseguridad; y la necesidad de seguridad se basa en la falta de conocimiento del Yo verdadero.

Aplicación de la Ley del Desapego

1. Hoy me comprometeré a practicar el desapego. Me permitiré a mí mismo y a los que me rodean la libertad de ser tal como somos. No impondré rígidamente mi idea de cómo deben ser las cosas. No impondré soluciones forzadas a los problemas, creando así nuevos problemas. Intervendré en todo con participación desapegada.

2. Hoy añadiré la incertidumbre como ingrediente esencial de mi experiencia. En mi disposición a aceptar la incertidumbre, encontraré soluciones que surgirán del problema, de la confusión, del desorden y del caos. Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro me sentiré yo, pues la incertidumbre es el camino que me conduce a la libertad. Encuentro mi seguridad a través de la sabiduría de la incertidumbre.

3. Me adentraré en el campo de todas las posibilidades y esperaré la emoción que puede producirse cuando me mantengo abierto a un número infinito de opciones. Cuando me adentre en el campo de todas las posibilidades, viviré toda la alegría, la magia y el misterio de la vida.

7.- La ley del Dharma o del Propósito de la Vida

La séptima Ley espiritual del éxito es la Ley del Dharma. “Dharma” es una palabra sánscrita que significa: “propósito de la vida”. La Ley del Dharma dice que nos hemos manifestado bajo forma física para cumplir un propósito. El campo de la potencialidad pura es la divinidad en su esencia, y lo divino asume forma humana para cumplir un propósito. Según esta Ley, cada uno de nosotros tiene un talento singular y una manera de expresarlo. Existe algo que cada uno de nosotros puede hacer mejor que nadie más en todo el mundo; y para cada talento singular y para cada expresión singular de ese talento existen también unas necesidades singulares.

Aplicación de la Ley del Dharma o del Propósito de la Vida

1. Prestaré atención al espíritu que está dentro de mí y que anima tanto mi cuerpo como mi mente. Me despertaré a esta profunda quietud que está dentro de mi corazón. Llevaré conmigo la conciencia del Ser intemporal, eterno, dentro de la experiencia temporal.

2. Prepararé una lista de mis talentos singulares. Después, prepararé una lista de todas las cosas que me gusta hacer mientras expreso mis talentos singulares. Cuando expreso mis talentos singulares, y los pongo al servicio de la humanidad, pierdo la noción del tiempo y genero abundancia en mi vida, así como en las vidas de los demás.

3. Me preguntaré todos los días: “¿Cómo puedo servir?” y “¿Cómo puedo ayudar?”. Las respuestas a estas preguntas me permitirán ayudar y servir con amor.

Fuente: Resumen del libro “Las siete Leyes Espirituales del Éxito” de Deepak Chopra.

¡Felices vacaciones a todos! 🙂 ❤

firma3

laurels+flowers_0008_Vector Smart Object

***Recordaros que hacemos sesiones de liberación emocional, de liberación del cuerpo-dolor. Puedes ver las diferentes modalidades en el apartado de “SESIONES” de esta página. También podrás beneficiarte de las “Promociones” que están ahora mismo disponibles tanto para adultos como para niños y adolescentes.

***Recordaros que en el apartado “AMOR” de esta página compartimos diferentes herramientas (libros, enfoques, prácticas, meditaciones, vídeos,…) para ayudarnos a recordar el sistema de pensamiento del amor 

***Recordaros también que en el apartado “MILAGROS” la idea es acompañar en ese proceso del miedo al amor a través de cursos on-line y alguna otra plataforma que nos ayude a introducirnos en la metafíca (conceptos) y sobretodo la práctica de Un Curso de Milagros, y a facilitarnos el camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s